Parafina

Parafina

La propiedad más valorada en la parafina es su poder hidratante.Esto es debido a que la humedad de la piel no se evapora, la parafina caliente hace que que la humedad ascienda a capas superiores, y al enfriarse ésta se endurece y se vuelve impermeable y no permite que esa humedad salga, con lo que la piel se “rehidrata”Está muy indicada para pieles con problemas de deshidratación, sequedad, falta de elasticidad, piel agrietada (como pueden ser los talones) o descamada. Se comporta como un aislante térmico que induce a la pérdida de líquidos y a la eliminación de toxinas.Como contraindicada, en pieles muy sensibles o reactivas y problemas de rosácea, couperosis.
Además de la hidratación que produce con tan solo su aplicación, en Marmara, lo usamos para ayudar a dilatar los poros en las higienes faciales, ayuda a mejorar la penetración de cualquier principio activo que pongamos posteriormente debido a la hiperemia que produce el calor.El resultado después de un tratamiento con parafina es que la piel luce más suave, tersa e hidratada.También se usa en fisioterapia como agente terapéutico y calmante del dolor en procesos reumatológicos, artríticos, contracturas, rigidez, tendinitis, torceduras…

Categoria : Parafina

Ver tarifas relacionadas